Vení al juicio por los crímenes de la FUERZA DE TAREAS 5, las audiencias se realizarán en el ex edificio de la AMIA (4 entre 51 y 53) todos los lunes y miércoles. Son públicas y se pueden presenciar acreditándose con DNI.

lunes, 13 de julio de 2015

PRIMERA AUDIENCIA.

LA ESQUINA. Foto: Fpds-cn La Plata Berisso Ensenada
La primera cosa a destacar de este juicio respecto a los últimos es el contraste que significó la cantidad de imputados, cuando veníamos de procesos grandes como Unidad 9, Circuito Camps y La Cacha, con más de 20 imputados cada uno.
Y si en la previa del juicio denunciábamos que 2 de los 10 represores imputados habían muerto impunes este año, y que de los restantes sólo 1 cumplía prisión efectiva porque los demás gozaban de la domiciliaria, sorprendió que sólo se sentaran en el juicio 6 imputados.
En efecto, no se hicieron presentes el Vicealmirante Antonio Vañek, ya condenado a 40 años de prisión por su participación en el Plan Sistemático de apropiación de hijos de desaparecidos, y supuestamente por encontrarse internado en el Hospital Naval con un dolor precordial. Tratándose del juicio a una importante estructura de la Armada en nuestra zona, la ausencia del reo de mayor rango en la fuerza se hizo sentir. Pero además, estuvo ausente el Comandante del BIM 3 José Casimiro Fernandez Carró, acusado por 7 casos de compañeros que pasaron por ese CCD, 3 de ellos desaparecidos. Sus letrados informaron una súbita bronquitis no informada en los días previos ante el Tribunal.
Entrando en la arena de las dilaciones, el abogado de Herzberg, plantó que su defendido no entendía lo que se estaba leyendo sobre él, y solicitó un cuarto intermedio para poder hacerle comprender lo que sucedía en la audiencia. El tribunal prosiguió con la lectura del requerimiento fiscal.
La querella del colectivo Justicia Ya La Plata solicitó al tribunal que los agentes del Servicio Penitenciario Federal que custodian a los imputados, dirijan su vista a los custodiados y no desafiantes al público. Ese planteo ya había sido realizado en el juicio por “La Cacha”, sumado a otro en que se pidió que los penitenciarios no portaran armas de fuego en la sala, dada la peligrosidad que implicaba para el público, los abogados, los jueces y hasta, si se quiere, para los propios imputados. En aquel debate el pedido ya había sido concedido, pero en escenario nuevo hubo que repetirlo.
Luego de un cuarto intermedio se dio lugar a las indagatorias de los imputados, quienes se ampararon todos en el derecho de no declarar.
El jefe de Prefectura Carlos Schaller, de 83 años, dijo que se lo recomendó su abogado. En su indagatoria de 2011 había dicho que mientras él se desempeño como Jefe de la Prefectura Puerto La Plata “no hubo detenidos en los calabozos, pero era una dependencia tomada por la Marina, que hacía pasar por ahí a los detenidos que traía a bordo de sus camiones, y los embarcaban sobre la dársena para llevarlos al Liceo Naval. Esa situación duró tres o cuatro días, y después ya no volvieron”. Según Schaller cuando asumió su puesto el 18 de marzo del '76 “le dije al Prefecto Pujol, que era el segundo en jerarquía del lugar, que se pusieran guante blanco para tratar a la gente que iban a traer”. La referencia vale tanto para el habitual uniforme de Marina como para los grandes delitos que se pretendía quedaran impunes.
El segundo jefe de Prefectura Luis Rocca, acusado por 12 casos de secuestro y torturas, no le siguió el relato a su jefe Schaller y se negó a declarar.
En el caso del Comandante de la FT5 Juan Errecaborde, acusado por 10 casos, incluidos 2 homicidios, se negó a declarar como lo hizo en todo el proceso.
El jefe de Operaciones del BIM 3, Eduardo Guitián, se llamó a silencio, pero se reservó el derecho de hacer una ampliación de la indagación cuando le tome la declaración fiscalía.
Coherente con su pérdida de lucidez el Director del Liceo Naval, Juan Carlos Herzberg, se amparó en el silencio. Lo mismo había hecho en el '99 en los Juicios por la Verdad y en 2011, ya detenido por hechos de este juicio y del CCD “La Cacha”.
El integrante del área de Inteligencia de Prefectura, Eduardo Meza dijo que no iba a declarar asesorado por su defensor. Simplemente intentó aclarar que él es suboficial, no jefe de subsección, y que estaba como encargado de la oficina de Inteligencia no como jefe. Meza, de 82 años, había hecho en 2007 una actuación ante el Dr. Durán, dudando si declarar o no. Finalmente se animó a decir que él estaba en Prefectura y en el Frigorífico Swift, en una oficina “donde llevábamos, eeeh, trabajos portuarios, los procedimientos que se hacían en el puerto, los procedimientos, todos sobre delitos delitos, penales” y que en el Swift colaboró “en el Departamento Protección, como un hombre más de Protección, pero en la lucha siempre contra el robo organizado que había adentro del frigorífico”. Cuatro años más tarde reconoció ante la Cámara federal platense: “Yo ingresé al frigorífico Swift en el año 1969, pidiendo autorización a Prefectura, porque el sueldo no me alcazaba para costear los estudios de mis hijas, que estaban estudiando en la facultad, y de Prefectura me autorizaron. Hablé con los gerentes del frigorífico, que eran dos Prefectos retirados. Uno se llamaba Juan D´angelo y el otro Mangin Gavernet, e ingresé como supervisor del departamento de protección”. Claro que estos detalles, y la fábula de que no utilizaron la estructura formal para reprimir, Meza y sus camaradas de armas se los están guardando para más adelante.

GENOCIDAS en el JUICIO. Foto: Gabriela B. Hernández
Tras este festival de silencios y omisiones, las distintas defensas de los represores solicitaron que, en razón de los informes del Cuerpo Médico Forense y diversos certificados a salud, se permita a 5 de los 8 imputados no asistir a las audiencias. El TOF 1 resolvió, por mayoría de Álvarez y Rozansky, que los imputados van a estar en la sala de audiencia, sin perjuicio de que se podrá estudiar cada caso por algún problema de salud. De corazón más blando ante los pobres militares seniles el juez German Castelli, en disidencia y en virtud del art. 380, toma el mismo criterio que tomó cunado integró el tribunal en la causa ESMA II.
Para finalizar las dilaciones de las defensas, uno de los abogados planteó que el público “molesta y es irrespetuosa en todo lo que puede” y pidió su expulsión de la sala.

Finalmente el Tribunal decidió realizar un cuarto intermedio hasta el lunes 3 de agosto, donde se continuará con las indagatorias de los ausentes Vañek y Fernández Carró. Además, ese día se abrirá la ronda de testigos que, a buen criterio del Tribunal, seguirán un orden cronológico respecto de los hechos juzgados.

LA ESQUINA. Foto: Fpds-cn La Plata Berisso Ensenada
PRÓXIMAS AUDIENCIAS
LUNES 3 Y MIÉRCOLES 5 DE AGOSTO
9 HS – 4 e/51 y 53.

HIJOS La Plata.
13 de JULIO de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada